Carmina Burana llena la Plaza Mayor de música y luces


Hola, papá. Cómo estás? Yo bien. En casa. Hoy ando muy tardía. Más que nunca. Apurando la hora mágica de las doce.

No hay terraza esta noche. Salamanca ha amanecido con una bajada importante de temperaturas y lluvias. Así que hemos tenido una pequeña tregua en esta ola de calor previa al verano.

Esta noche, por segunda vez consecutiva, la música y las luces han creado un espectáculo mágico en la Plaza Mayor. Un enorme coro ha entonado Carmina Burana para deleite de los oídos y la vista de los cientos de asistentes que han querido acercarse hasta el recinto, que ayer registró un lleno hasta la bandera y hoy un poco menos por la rasca que hacía. Vamos, noche de chaqueta y mantita.

Me ha recordado, y mucho, a ese espectáculo de música y color que se hacía en algunos edificios de la ciudad, que siempre bajaba a ver. Un par de veces con mamá. Y la última contigo.

Tú, bastante remiso a ver cosas que no te convencían, bajaste un poco a regañadientes y cuando lo viste te dejó frío. No te hizo especial ilusión. Y menos después de aguantar más de una hora de cola para tomar una cerveza en un local cercano.

Siempre huyendo de los barullos y voy yo y te meto en el más gordo que se preparaba en la capital. Y lo malo no fue bajar. Lo peor fue la subida, que con el calor te agotó.

Hicimos las ‘procesiones’ por todos los bancos de la calle de Zamora. En este domingo de Corpus, la provincia ha sido una fiesta. Quien hubiera pillado unos buenos limones con huevo, sal y una pizca de aceite. Seguro que te estás relamiendo de pensarlo. Fue un cosa que, por más recetas que miré, nunca supe hacerte. Igual que un buen gazpacho. Pero bueno, alguna cosa que otra rica te preparaba. No hace falta que te las diga.

Así que poco más. Ahora ya con el pijama puesto, la mantita y un poco de música para relajar el alma y el espíritu.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. Cuídate mucho y cuida de mi princesa. Os quiero ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s