El cautivador azul del mar y el terrible gris de la carretera tras colisionar


Hola, papá. Cómo estás? Yo bien. En casa. Disfrutando todavía del olor a lluvia que nos dejó la tarde de ayer. Qué rico ese olor en la terraza y qué bueno el fresquito que se levantó por la tarde.

Hoy en mi sección de recuerdos de fotos sólo me aparecen playas. Con un fondo azul, una arena limpia y clara y un cielo simplemente maravilloso, desde el que quizás hoy lo contemples.

En este 17 de junio, víspera de Cabrera, el pueblo de la abuela y donde ibas a buscar la rica matanza de pueblo. Pero este día tiene más historia. Es el cumpleaños (ya no me digas los que tiene tu hermana Delia), que este año por primera vez eelebrará en las cuatro paredes de la residencia en la que está interna.

Hace ya muchos años, ni recuerdo, esperando tu llegada a su casa para felicitarla me tocó la lotería sin saberlo. A una hora prudencial comenzaste a llamar desde Valladolid para decir que te retrasabas.

No nos querías asustar, pero en realidad habías tenido un serio accidente de tráfico del que no dijiste nada hasta que estaba casi todo bajo control.

Así que hoy es tu segundo cumpleaños. Esta noche me prepararé una copita en la terraza para brindar porque todo salió bien.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy, que ahora ya están las motos y también quería echarles un ojo. Cuídate mucho y cuida de mi princesa. Os quiero ❤️