¡Vuela alto! (el día en que Nacho volvió a Santa Catalina para quedarse en su mar)


papátequiero
El libro de metal donde las cenizas de Nacho viajaron hasta Santa Catalina y donde están los recuerdos que allí le dejé.

¡Hola, papá! Te siento feliz. Feliz y libre. Libre como las gaviotas que esta mañana sobrevolaban por la playa de Deba, tu primer mar, el que cautivó por su infinita belleza y dejó preso tu corazón. Continúa leyendo ¡Vuela alto! (el día en que Nacho volvió a Santa Catalina para quedarse en su mar)

Preparando la maleta para el viaje de cumpleaños a tu primer (y último mar)


deba

¡Hola, papá! ¿Cómo sigues? Supongo que contento porque en una semana volverás a tu primer mar, que, por desgracia, también será el último. Tengo un nudo en el estómago de pensarlo, porque egoístamente quiero que estés siempre a mi lado, pero sé que allí, en la playa de Deba, en ese río grande que mirabas mientras te acercabas con el tren y en el que no alcanzabas a ver el fondo, serás feliz.

Continúa leyendo Preparando la maleta para el viaje de cumpleaños a tu primer (y último mar)