La revolución de los claveles y el hombre que atravesó la estratosfera


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casita. Es domingo de periódico y casi de churros. He pasado por allí y he estado a punto de entrar, pero al final no he sucumbido a la tentación, que ya es raro en mí.

Es 25 de abril. Grandola vila morena. La revolución de los claveles. En Portugal. Siempre te marcó esta fecha, pero no sé muy bien por qué.

Solías despertarte cantando esta canción desde que saltabas de la cama. Y yo siempre pensaba: ¡Qué felicidad!

Te encantaba celebrar cualquier día hubiera marcado de una manera o de otra parte de tu ¿larga? vida. Dejésmolo en larga.

Anoche, no me digas la razón, me acordaba del Felix Baughmaner, el ‘zumbao’, perdón por la expresión, que saltó desde la estratosfera porque pensaba que el Red Bull daba alas.

Ahora que valoro mucho más el tiempo, recuerdo aquella espera como eterna. Tú no estabas en Salamanca. Y mamá y yo estuvimos como 5 horas mínimo pegadas a la televisión.

Luego mi ‘princesa’ se acordó que llegarías cansado y quizás hambriento. Con la maña que se daba para la cocina, te preparó unas sopas de ajo en un momento. Y tú tan feliz.

Regresaste agotado, te sentaste a comer la sopa y tan a gusto. Una copa de buen vino y ya estaba. Jornada completada.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy, que aún tengo que desayunar y son casi las 11. ¡Cuídate mucho y cuida de mamá! ¡Os quiero! ❤️

46 años de la Revolución de los claveles en un sábado de amanecer radiante


¡Hola, papá? ¿Cómo estás? ¿Y mamá? Por aquí todo tranquilo. Me he preparado mi desayuno y nada más abrir la ventana he visto un amanecer precioso, con un sol que brilla.

Continúa leyendo 46 años de la Revolución de los claveles en un sábado de amanecer radiante