Las añoradas mañanas de churros, motos y pizzas


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Todo tranquilo. Hoy es el día del trabajo. Empieza mayo, pituco. Mañana sería el cumpleaños de mamá. 76 años cumpliría la princesa de la casa.

Las calles están tranquilas. Acaba de pasar la manifestación. No tan concurrida como otros años.

Hay cosas que no cambian. Es día de motos. De adrenalina. No sabes, de verdad, lo que echo de menos tus gritos cuando yo gritaba también. Qué tiempos más bonitos.

Esta mañana me quedé otra vez más con las ganas de coger unos churros para desayunar. No tengo remedio, peque, aunque todavía no es tarde para matar el antojo.

Hace ya años, por estas fechas, solíamos estar en Madrid. En los toros. Qué tardes de nervios, de alegrías, de algún desasosiego que otro. Siempre compensaba, al final.

No sé. Es todo tan distinto. Desconozco si mejor o peor, pero distinto. ¡Bueno, pituco! Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mamá! ¡Os quiero! ❤️

La noche de superluna rosa sin ‘Fly me to the moon’


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. De momento todo tranquilo. ¿Viste la primera superluna del año? Seguro que desde un lugar privilegiado.

Lo intuyo. Elegiste buen sitio para ver estos fenómenos astrológicos. El mejor. Tú siempre fuiste muy exquisito para todo.

Te imagino allí, sentado tranquilamente viendo la luna rosa. No sé si alguien te puso ‘Fly me to the moon’ mientras el mágico astro iba cambiando su color.

Anoche cayó una granizo y llovió bastante, por lo que no fue tarea fácil observarla. Lo que más eché de menos fue poderte dar un abrazo gigante mientras la contemplaba. Como hacíamos siempre.

No sé por qué razón nos acordamos de los cangrejos. Y de repente una sonrisa iluminó mi rostro. Siempre te los compraba mamá. O iba yo directamente a algún sitio donde los tuvieran.

Llegabas a casa y te los ponías en el fregadero. Nunca entendí muy bien como lo hacías, pero los capabas y luego preparabas un guiso con salsa de tomate y un poco de pimentón. Y unas hojas de laurel.

Antes, por gastar una broma, me solías poner uno cuando estaba en la cama. Y yo creo que te llamaba de todo menos guapo. ¡Qué miedo por una tontería tan absurda!

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. Cuídate mucho y cuida de mi princesa. ¡Os quiero! ❤️

Un viernes de recuerdo a Delibes y olor a gasolina


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Todo tranquilo. Es 26 de marzo ya. He amanecído temprano y ahora me preparo para empezar un día tranquilo con 6 horas de motos.

Continúa leyendo Un viernes de recuerdo a Delibes y olor a gasolina

Por San Blas la cigüeña verás. Y si no la vieres, año de menos bienes


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo en casita. Comenzando este día de San Blas. 3 de febrero ya. Estos días en Salamanca han vendido las tradicionales gargantillas para conmemorar esta fecha.

Continúa leyendo Por San Blas la cigüeña verás. Y si no la vieres, año de menos bienes

Las noches de conversaciones eternas y de discusiones maravillosas


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo despierta desde hace un rato largo, a pesar de ser domingo. 24 de enero ya. Nos hemos comido un mes de 2021 y todo sigue igual, por suerte.

Continúa leyendo Las noches de conversaciones eternas y de discusiones maravillosas

Los despertares de Reyes cargados de ilusión, roscón y zapatos en el salón


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Es mañana de Reyes. 6 de enero ya. Me he despertado un poco nostálgica, como es normal. Ya son dos años sin zapatos en la mesa, sin desayuno con chocolate y churros recién hechos y, sobre todo, sin vosotros.

Continúa leyendo Los despertares de Reyes cargados de ilusión, roscón y zapatos en el salón

Las ricas recetas de carne de los domingos y fiestas de guardar


:¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo he amanecído bastante temprano para ser domingo, pero no me importa. Así me cunde más el día. Una mañana de frío, de mantita y de camisón calentito con un desayuno en la cama.

Continúa leyendo Las ricas recetas de carne de los domingos y fiestas de guardar