La Feria del Libro y la firma de ejemplares en una mañana única


Hola, papá. Cómo estás? Yo bien. En casa. Hoy es el día de inauguración de la Feria Municipal del Libro. Qué bonita imagen ver la Plaza Mayor impregnada en miles de páginas de cultura. Hace tres años presentamos el marca páginas de ‘La Campana del Carnaval’. Aún recuerdo aquel momento en que pasé por el stand de la Diputación y allí estaba tu marca páginas.

Estabas de gala. Chaqueta azul, no recuerdo si corbata y una enorme sonrisa dibujada en la boca. La sonrisa del triunfador, del que sabe que ha hecho algo bueno y se lo están reconociendo.

Tú no eras muy de traje. Al contrario. Te podías arreglar, pero de manera informal. No eras el típico hombre de traje de chaqueta. Yo creo que te ‘engañaron’ para la boda y para algún evento más, tipo entrega de premios.

La primera vez que fuiste allí, lo recuerdo perfectamente, había una chica en silla de ruedas, que también se había embarcado en la loca aventura de juntar letras.

Os sentaron juntos. Tú, como siempre, quisiste saber un poco más de ella. Y te emocionó su historia. Como a mí. Vamos. Qué espíritu de superación, qué ganas de vivir, qué ilusión por plasmar en unas páginas en blanco tantas cosas bonitas.

Yo solo os sacaba fotos y escuchaba. Es una de esas conversaciones que encandilan. Y allí estuvistéis los dos, mano a mano firmando ejemplares en una mañana que recuerdo gris.

Gris por dentro. Brillante por fuera. Como todo lo que tú hacías. Así que nada, pituco. Te dejo por hoy. Cuídate mucho y cuida de mi princesa. Os quiero ❤️