El penúltimo día del año al lado de una cigüeña (tempranera y hermosa)


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo hoy un poco triste. 30 de diciembre. Un día para terminar el año y creo que va a ser muy divertido. Para empezar ya ha amanecido con niebla, que la odio. Ahora ya ha salido el sol. Y luego no creo que tenga muchas emociones más. Desayunaré, me daré mi paseo y nada.

¡Qué duras se me hacen las noches sin vosotros! Es llegar a casa y ponerme a mirar al cielo para contemplar a mis dos estrellas favoritas.

Y mañana Nochevieja. El homenaje a Unamuno, al que me acercaré, pero no se podrá entrar por temas del COVID, y las campanadas. Y ya pasó otro más, papá.

A ver cómo empieza el 2022. Es un número que no me gusta nada de hecho. Sabes que me gustan más los números impares. Manías. Ya sabes. Las tengo desde pequeña. Aunque no te lo creas, aún no tengo ni las uvas. Luego, a la vuelta, miraré si las encuentro en algún supermercado, pero como hoy me he levantado perezosa, tarde y con pocas ganas de hacer nada, porque todavía me dura la paliza de Madrid, sigo en la cama, que ya es raro en mí.

Mira qué bonita foto he rescatado de mi archivo. Una cigüeña en la torre de la Catedral. Yo creo que fue cuando subí a Ieronimus. Esa aventura no me gustó demasiado. Además subí con unas zapatillas que resbalaban. Fue una época en que los monumentos abrían gratis al público. Y aproveché para subir. Este año creo que no lo han hecho. Lo miraré ahora en Internet.

Por si puedo acceder a algún edificio gratis. Y mañana, pues nada. En casita cenando sola. Me haré cualquier chuchería para picotear. Lloraré viendo las campanadas y cogeré una copa de cava para brindar por todo lo bueno que me ha pasado este año, que no ha estado mal del todo.

Y no sé qué más, papá. La verdad es que ando escasa de ideas. Y más en estas fechas donde los recuerdos se agolpan en mi cabeza. De aquellos días felices en los que bajábamos juntos del brazo hasta allí a los de ahora, exactamente lo mismo.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero! Voy a desayunar y a comprar uvas para mañana ❤️