Mis locas aventuras como pilota aficionada de carreras


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. Ya en casa. Es 29 de diciembre. Quedan dos días para que se acabe el año y no lo he podido finalizar de mejor manera que cumpliendo uno de mis sueños.

Me hubiera gustado que me hubieras visto montada en uno de los coches del Karting de Carlos Sainz. ¡Qué descarga de adrenalina! No te lo puedes ni imaginar.

Aunque me hubiera gustado quedar la primera, con la falta de práctica de conducir, me dieron tres o cuatro golpes. Y me asusté mucho.

Normal. Siempre hay una primera vez para todo. Ver los Ferrari, esos vehículos que siempre me encantaron, el coche del Dakar y todo lo que hay en las instalaciones me emocionó. Llegué a subir hasta el podio, aunque no por méritos. Más que nada por tener una foto allí. Porque no creo que vuelva a tener tanta suerte.

Supongo que a ti al contrario. Estarías más orgulloso de mí si fuera capaz de volver a escribir en lugar de hacer estas cosas que tanto me gustan. Paseando por Madrid pasé por una librería con la imagen de don Benito Pérez Galdós. Y luego fui a la churrería Ginés, donde está Valle Inclán.

Cuántos recuerdos en tan solo unos segundos. Un bus con el nombre de San Ignacio, la puerta del Sol, la puerta de Alcalá y casa Botín. A donde debí ir a comer, pero no pude porque no tengo trabajo.

Ya de vuelta a la realidad, que es complicado, te digo que hoy ha amanecido un día frío. Bastante desapacible. Propio de estas fechas, vamos.

Acabo de ver una foto de mamá, que no voy a publicar porque prefiero la mía, con el pelo recién peinado. Se lo había hecho yo y estaba guapísima.

No te imaginas. O sí. Lo que es llegar a casa y no poder enseñar tus fotos a nadie o contarle tus desventuras. Es realmente complicado. Sé que soy difícil de entender, pero bueno.

Tampoco pasa nada. Al final tengo una gran necesidad de soltar adrenalina. Y es lo que intento hacer. Justo al salir del karting vi un vídeo de unos saltando de un parapente. Y pensé: ¿Dónde se hará eso?

Qué ganas papá. En fin. Te dejo por hoy, que voy a salir a dar mi habitual paseo matinal. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s