Las maravillosas columnas del Corrillo que marcan los días de la semana


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. Madrugando mucho. Mira las horas que son y de fondo suena «Galilea», una canción de Sergio Dalma que me recuerda a hace muchos años. Cuando yo era joven directamente. «Vestida de rojo. En punto a las diez».

La escuché hace tanto tiempo. Y me sigue gustando como antes. Ayer hizo un día horroroso, de lluvia. De esos que odio, que no te dan ganas de nada, la verdad. Pero bueno. Al final algo hicimos. 24 horas dan para mucho.

Frente a la tristeza infinita que me producen los días grises, la belleza de una foto que he recuperado de mi álbum. La columna del Corrillo que indica el domingo.

Poca gente conoce que allí se pueden ver todos días de la semana en forma de planeta. La luna, Marte, Mercurio, Júpiter,Venus, Saturno y el sol. Y yo lo sé gracias a ti. A todo lo que me enseñaste en aquellos paseos tan hermosos que dábamos los domingos por la mañana.

Sé que me repito mucho, pero nunca podré olvidar el pincho de tortilla que nos ponía el hombre de La Latina. Qué cosa tan deliciosa. Llevaba ajo y perejil. Y un pequeño trozo de pan.

Manjar de dioses. Como decías tú, pero bueno. Ni sé el tiempo que hace que no lo como. Hay costumbres que no se deberían perder. Como mi cabeza no para de pensar, me doy perfectamente que era un par de días después de que me hubieran sacado unas muelas. Tenía bastante dolor en la boca y fue tu manera de consolarme.

Siempre encontrabas la manera de calmar mis lágrimas. Con un regalito, con un tierno beso, o con cualquier cosa. Lo que viene siendo un padre para mí único. Y cuando regresábamos, tú a comer los deliciosos platos de mamá y yo a rezungar porque no me gustaban, pero bueno. No pasa nada. Hoy por hoy sigo con esa costumbre. Solo me gusta la comida que no es casera. Y ya no voy a darle más vueltas.

Yo creo que con unos años. Y a mí ya me han caído unos cuantos, pues no se puede intentar cambiar a una persona. Por suerte o por desgracia. Bueno, pituco. Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ❤️