El fin de semana de la despedida de mi ídolo: Valentino Rossi (nostalgia)


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Éste fin de semana va un poco especial para mi. Se retira Valentino Rossi, mi ídolo desde que tenía veintitantos. No recuerdo bien la fecha y ya sabes lo que eso supone para mí.

Otra etapa de mi vida que se cierra. Y me da una pena enorme. Sabes lo que se ha significado para mí.. Un ídolo, una leyenda. Un personaje carismático como pocos. Me ha hecho reír, llora, disfruta y aplaudir.

Sé de sobra que me matarías por que me afectase tanto una cosa. Pero al final volvemos a lo de siempre. Si la vida son dos días, hay que disfrutarlas a tope Sé que protestarias. Fijo, pero terminaríamos a palos, pero eso es lo divertido, realmente. Y al final como siempre, me mandarías a dar una vuelta por el infinito, pero es lo más entrenido de todo.

Ya sabes que me gustaba cuando rezumbabas. Le daba otro color a las carreras.

Lo mismo que con mamá. Siempre viendo la F1 en la habitación de mi cuarto. Y sufriendo con Nico Rosberg. No te imaginas lo que echo de menos una cosa tan simple. Y para muestra un botón. Está preciosa foto que me hice en Motorland. La felicidad en estado puro. Una cura para.la salud de cualquier humano.

Hay momentos en la vida que no tienen precio. Y ese es uno de ellos. Por eso supongo que entenderás mi nostalgia, aunque realmente es mi problema.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero!.❤️