Los días de fin de año de homenajes y fotos para no olvidar nunca


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Preparada para afrontar un nuevo día que promete ser divertido. Ya sé que madrugo mucho, pero así me cunde más la jornada.

Aún no ha amanecido y ya estoy en pie de guerra. Qué tiempos aquellos en los que me quedaba en la cama hasta las 12 de la mañana. Y tú me decías: «Trucha, levanta, que ya están puestas las calles». Ahora no me hace falta ni despertador. Con cinco horas de sueño tengo bastante, aunque luego, a media tarde, me entre la modorra, como es lógico y normal.

He rescatado una de nuestras fotos bonitas. Un 31 de diciembre, tras el homenaje a don Miguel de Unamuno.

En la Plaza del Corrillo, junto a la estatua de Adares. Qué bonita. Tú con tu capa y yo con mi vestido y mis tacones. Nunca he entendido muy bien por qué me bajé de los zancos, con lo bien que se vivía con ellos.

Hay momentos e imágenes que no se borran en la vida. Y éste es uno de ellos. La verdad. Uno de los muchos que por fortuna pudimos compartir. Ahora hecho de menos tantas cosas, papá.

No te lo puedes ni imaginar. Llevar a mi ‘osito’ agarrado del brazo, era algo que me llenaba de orgullo. Igual que cuando iba con mamá. El tiempo vuela. Y nunca mejor dicho.

Por eso hay que intentar exprimir al máximo las 24 horas del día. Y te aseguro que lo intento. Ahora como anochece tan pronto y amanece tan tarde, la sensación es que todo pasa aún más rápido.

Ayer seguían colocando luces de Navidad. Y me acuerdo venía cantando por la calle: ‘All i want for Christmas is you’. Creo que la misma noche que regresaba para casa del hospital, pensando que ya te daban el alta, miraba hacia el cielo y la tarareaba con alegría. Sin saber que el desenlace tan fatal que me esperaba en unas horas.

Pero bueno. Esas son cosas del pasado, que ya, por desgracia, no tienen remedio.

Hoy es día de motos. De desayuno con churros y de muchas emociones. O al menos eso espero.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s