El segundo aniversario de mi preciado galardón en los premios 20 blogs


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Amaneciendo. Hace otro bonito día de sol. Qué suerte que octubre todavía nos regale estos momentos tan hermosos. Da gusto prepararte un buen desayuno en la terraza de casa y disfrutar de los primeros rayos de sol.

¿Sabes? Ayer fue la gala de los premios 20 blogs. La estuve viendo en Internet, pero ya hace dos años que gané el mío. Me da rabia no haber escrito otro para volver a vivir ese momento tan mágico de subir a un escenario para alzar un trofeo.

La foto no puede ser más bonita. Mamá y yo en el photocall del Caixa Forum. Yo con mi vestido de Zara naranja y mi princesa con uno de tigre que le habían regalado las tías.

No sé quién estaba más nerviosa de las dos. Yo mucho. Mamá me sujetaba la mano, que me temblaba como ahora, pero es lo normal.

Desde que entras en el auditorio hasta que van pasando los primeros galardonados y llega el turno del tuyo, se te hace eterno. Qué te voy a contar que no sepas. Si nadie mejor que tú viviste esa situación tan maravillosa.

Por desgracia el último año ya no, pero lo importante es que el galardón está colgado en el salón de casa junto con la placa.

Desde el primer día que llegué a casa, le prometí que iba a ir a enmarcarlo, pero de momento se conserva bien.

Qué maravilla de recuerdos. Con el cóctel de después. Qué fue… Que se lo digan a mamá. Tenía un camarero para ella sola. Y le ponían canapés, bebidas ricas… Todo para que se recuperara del golpe que se dio en las escaleras del auditorio. ¡Qué aventuras, papá!

Lo bueno es que podemos seguir contándolas y ya hay que ir pensando en abrir uno nuevo. Desconozco la temática, pero algo se me ocurrirá fijo.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. Cuídate mucho y cuida de mi princesa. ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s