Las aventuras en La Vuelta Ciclista y los reconfortantes días de sol


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casita todavía, pero es que hoy ha amanecido un día horrible. Cómo siempre que llueve escampa, al final se nos ha quedado esta maravillosa mañana para dar un pequeño paseo por la ciudad.

Qué a gusto se está ahora, peque. Ha salido una mijita de sol. Lo justo para ponerte el calzado y bajar para la zona monumental.

Octubre ha empezado revuelto. Como yo. Pero bueno. No pasa nada realmente.

Había una vuelta ciclista por la zona de los puentes. Qué recuerdos. Cuando íbamos a Béjar y a Peña Negra para ver a los corredores. No eran muy amables, realmente, pero al final…

Recuerdo a Álvaro Pino. A Perico Delgado a Julián Gorospe, que no eran muy simpáticos realmente, pero bueno. Éramos muy pequeñas. Y nada. Y eso. Uno de ellos nos negó un autógrafo. Y te sentó fatal.

Eran nuestros ídolos, pero no hubo manera de que nos firmarsn un autógrafo.

Con nuestro carácter habitual, nos sentó como a cuerno quemado No está mal tener un poco de carácter, Qué risa.

Lo pasábamos genial, pero bueno. Al final…Nos nos firmó el autógrafo. Con el disgusto que ello nos supuso. Bendita inocencia la de los 12 años. Poco a poco la vida te espabila y te va dando lecciones.

Mi lema es ‘Go free’. Se libre. No puede haber una frase más hermosa. Libertad. Siempre libertad. Qué más se puede pedir que no tener ataduras con nada ni con nadie. Como tú nos enseñaste.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy, que es la hora de comer. Cuídate mucho y cuida de mi princesa. ¡Os quiero! ❤️