Los castillos en el aire de Alberto Cortez y las maravillosas vacaciones en Isla Cristina


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. Sin muchas novedades que contarte. Es viernes ya. Salamanca está un poco desangelada porque mucha gente prefiere resguardarse del calor en casa o irse a los pueblos. O quizás salir un poco más tarde. Cuando la temperatura comienza a descender.

Esta mañana, no me digas la razón, me acordé de cuando hace ya muchos años, nos fuimos de vacaciones a Huelva. A Isla Cristina, concretamente. Qué ricas las paellas del señor Arnau, recién hechas. Creo que las mejores que comimos nunca.

Antes íbamos a la Playa. Y había un aparcacoches muy divertido, que le llamabas Pepe ‘Piticlín’. Siempre estaba feliz y contento. Yo creo que te quería vender un bonito entero. Si no me falla la memoria.

Teníamos un apartamento alejado de la playa, pero bueno. Luego cogías el coche y nos llevabas hasta allí. Una de las noches, paseando por el pueblín, vimos que actuaba Alberto Cortez. Sacaste las entradas y pienso que fue un momento mágico para ti. Interpretó ‘Cuando un amigo se va’, Gaviotas en el aire ‘ y una que te causaba especial emoción. Se titulaba `El abuelo un día’.

Fue una de esas noches inolvidables, llenas de magia, miradas cómplices y mucha diversión, pero bueno. Están para recordarlas y para sonreír mientras que las rememoramos.

Lo único malo de este post es que no tengo foto de aquel día. Pero bueno. Siempre hay alternativas. Bueno, pituco. Te dejo por hoy. Cuídate mucho y cuida de mi princesa. ¡Os quiero! ❤️