La emocionante visita a Valle Inclán del bohemio que depositó una flor sobre su lápida


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Hoy vuelve la ola de calor a Salamanca. Y te puedo asegurar que no es nada agradable. Y eso que a mí siempre me gustó el verano.

He salido hace un momento a la calle. Y la temperatura ya se nota, de hecho. Así que hoy toca refrescarse con un buen chapuzón en la piscina.

Es 19 de julio ya. No queda nada para que empezar agosto. Y se pasa rápido. En cuanto nos queramos dar cuenta, habrá llegado septiembre, las ferias y se habrá ido este verano.

Yo y el paso del tiempo. Una obsesión que me aterra directamente.

Revolviendo entre mi álbum de fotos, encuentro ésta de cuando estuvimos en Santiago hace ya unos cuantos años.

Tú, bohemio, soñador, afable, cariñoso, tierno, dulce… (me faltan calificativos para ponerte), compras en una flor en el cementerio de Boixaca y la depositaste en la tumba de Valle Inclán.

Si no mal recuerdo, se te saltó alguna lágrima, pero es que así somos los Carnero. Nos emocionamos por casi todo. Y al final eso es bueno. Tener los sentimientos tan a flor de piel.

En nada será San Ignacio. Tu santo. Y no te puedes imaginar lo que echo de menos esos días de celebración, de fiesta, de sonreír hasta cansarnos. Es fantástico volver a esos momentos y a todos los sitios donde estuvimos juntos. Cuando la situación mejore, no sé muy bien si será pronto o tarde, volveremos a viajar, a ver el mar, a soñar con esas puestas de sol únicas a la orilla de la playa.

Hoy creo que no te voy a contar ninguna novedad. De hecho. Desconozco si es bueno o malo estar tan desconectada del mundo. Pero por aquí, por yupilandia, no se vive mal del todo. Bueno, pituco. Te dejo por hoy. Cuídate mucho y de mi princesa. ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s