Las tranquilas cigüeñas del campanario de Tejares


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. 12 de julio ya. Mira lo que te traigo. ¿Las ves bien? Son tus amigas las cigüeñas. Siguen en el campanario de la iglesia de Tejares.

Fijate que arrea el sol, pero ellas no se mueven de allí. Salvo cuando tengan que ir a comer.

Imperpérritas. Siempre juntas. Recuerdo que siempre las mirabas con cierto tanta ternura. Yo creo que ya estabas pensando en reencarnaste en ellas. Y me sorprende tu capacidad de reacción.

Siempre que te llevaba en el coche, era uno de tus momentos favoritos. Así que ahora cada vez que vuelvo por allí, me encanta pararme y contemplarlas.

Al final estas aves han conquistado mi corazón. Como lo hiciste tú desde el primer momento en que nuestras miradas se nos cruzaron. Amor total y verdadero.

Hoy el texto no es muy largo. Si hay alguna novedad, te la cuento. Bueno pituco. Te dejo por hoy. Cuídate mucho y cuida de mi princesa. ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s