Mira dos ángeles celestiales que hoy están de celebración


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Hoy sí. Enhorabuena. Es vuestro aniversario de boda. El otro día me adelanté en felicitaros, pero da lo mismo. Nunca olvido lss fechas importantes..

Rebuscando en mi archivo de fotos, encontré ésta, que es preciosa. Los tres brindando tranquilamente por la vida. Por todo lo bueno que pasamos juntos.

Fue en el restaurante Gran Vía, aunque otros años íbamos al Orquídea, a Los Arcos o a cualquier otro sitio..

Lo más bonito era estar siempre juntos, siempre sonrientes, siempre felices. Y es que la felicidad es una cosa que ni se logra fácilmente ni se disfruta lo necesario cuando se tiene.

A vuestro lado nunca paraba de sonreír. Aunque también tuviéramos nuestros momentos malos, como pasa en todas las familias,

Cada celebración era especial, aunque dadas las circunstancias, es más que probable que hoy no haya motivo alguno de fiesta. Aunque ha amanecido un día radiante, no es el mejor momento para hacerla.

Un pequeño brindis habrá que hacer. Porque el reloj sigue descontando segundos y me pone bastante nerviosa, de hecho. No por nada, porque sé que el tiempo pasa infaliblenente. Y por eso creo que todo lo que tienes que hacer es vivir y cumplir todos tus sueños. A mí me quedan muchos papá.

Tengo una lista tan grande, que no sé por cuál empezar. Bueno sí lo sé, pero las circunstancias tampoco ayudan demasiado.

Así que hoy habrá que pasar el mejor día posible. Mirar al cielo y pensar que allí están mis dos estrellas. Mis ángeles. A los que llevo siempre en mi mente y en mi corazón. A los que me cuidan allá donde esté y a los que no saco ni un segundo de la cabeza.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy, que es momento de empezar a hacer cosas para que este día cuente, como decían en ‘Titanic’ tu película ‘favorita’. Cuídate mucho y cuida de mi princesa. ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s