La cigüeña que descansa plácidamente en el tejado de casa


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Todo tranquilo. Disfrutando aún de los mágicos mom de la ‘Superluna rosa’ de esta madrugada.

No se volverá a ver hasta el 2022. En realidad no queda tanto tiempo. Ya hemos superado la mitad año.

Ayer estuve por Santa Marta. Para ser más concretos, en la calle Enrique de Sena. Nuestro admirado y recordado Enrique de Sena.

Ese excepcional periodista, director de periódico y grandísima persona, que hace ya unos cuantos años. No sabría decirte exactamente la cifra, estando yo contigo en la entrega de un premio. Recién empezada la carrera, se acercó a mí y con la humildad que le caracteriza me dijo: colega.

Qué gran honor, papá. Que un profesional de esa categoría humana me dijese colega.

Han venido a poner los toldos. Ya está tu terraza como siempre la quisiste ver. Ahora ya da mucho menos calor a pesar de que la temperatura es alta en Salamanca. Y ahí está tu cigüeña. Aguantando estoicamente el calor como si no hubiera pasado nada.

No existe un momento más reconfortante que el amanecer tempranero. El despertar y ver el sol y más ahora que los días son tan largos. Una auténtica maravilla. Me imagino lo que te gustaría verlo cada día.

Esta mañana estuve viendo el sol nada más despertar. Y pensé. Qué maravilloso momento para recrearse la vista. Y así lo hago. Disfruto cada instante como si fuera el último. Supongo que sí. Que es lo único bueno que aprendí de ti. A disfrutar del momento desde que me levanto temprano hasta que me acuesto. Tarde, demasiado tarde. Los días me vienen durando unas 18 horas, aproximadamente. Creo que soy incansable, pero ya veremos. Poco a poco. Bueno, pituco. Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s