La sonrisa de la felicidad con el casco de mi admirado Simoncelli


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Todo tranquilo. Hoy es 5 de mayo. Ha amanecido otro día espléndido.

¿Recuerdas esta foto en la que sonreía tanto? Fue una de esas casualidades de la vida. Veníamos mamá, tú y yo del gimnasio y pasamos por la gasolinera de Nuño.

Allí había un chico muy amable, que llevaba un casco de Simoncelli. Como ya sabes que era mi piloto favorito, corrí hacia él y me lo prestó para hacerme una foto. Rápidamente me acerqué hasta el y me lo prestó para hacerme una foto.

Mi cara de felicidad, me delata. Pero era esa época en que veníamos los tres del gimnasio para casa antes de iniciar nuestra rutina diaria.

Que no era otra que divertirnos a tope. Siempre teníamos un plan divertido. Desde ir a tomar unos vinos a ir con mamá a los centros de belleza para hacerme tratamientos. Y era lo más divertido, realmente.

El chico, con toda la paciencia del mundo, me lo dejó. Qué maravilla. Irradiaba felicidad por todas partes y tú, también con mucha calma, me hiciste una foto. Lo único que no soy capaz de hacerme ahora mismo.

Tenía la tez morenita. Y una tímida sonrisa que ahora ya no me sale. Y el pelo recogido con una coleta. De color más oscuro. Llevaba una chaqueta azul y estaba visiblemente más flaca.

Creo que llegué dando saltos a casa. Algo que tú ni entendías, pero te daba lo mismo con tal de verme feliz. Ahora ese tiempo ha cambiado. Todos los sitios por los que voy me recuerdan a algo vuestro. Y bueno. Pues eso. Que es más complicado salir a la calle sin echaros de menos. Hay siempre alguien que te recuerda lo maravillosos que erais los dos.

Pero bueno. Eso ya queda en mi memoria y en mi corazón. Ya no hay remedio para nada más, papá. Por suerte o por desgracia ya no.

Esa sonrisa volverá si algún día puedo volver a tener entre mis manos una maravilla como esta, pero vamos, que tampoco lo veo posible.

Así que dejemos de soñar y ya. ¡Bueno, pituco! Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero! ❤️