El hombre que odiaba las alturas y se caía de mil maneras


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. 6 de abril ya. Estamos a nada de nuestros cumpleaños. El tercero que pasamos separados, peque. Estos días tengo un poco de nostalgia por la cercanía de la fecha, pero bueno. Como bien se dice, peor sería no cumplirlos.

Ha amanecido una mañana hermosa. Muy hermosa, de hecho. Sol radiante, estupenda temperatura y un día magnífico para dar un reconfortante paseo por la ciudad.

Últimamente, que me brotan los recuerdos en muchos momentos del día, tengo una sobrecarga de imágenes en mi cabeza.

No sé cual contar hoy, la verdad. Ahora mismo son las 11.44. Tu número de la buena suerte. Y el de tu cumpleaños.

¿Has visto la foto? No tiene muy buena calidad. Es cierto, pero no pasa nada.

La hice para contar aquel día en que trasteando con nosotras, te resbalaste y te caíste. Resultado del golpe, luxación de muñeca. Creo que fue la primera de las dos que tuviste.

Luego llegó la segunda, que fue más gorda todavía. Ahora me río, porque estoy viendo la imagen.

Entrabas de la terraza con tus chanclas de piscina y te fuiste de morros contra el suelo. Lo que más le sorprendió a mamá fue que te llevaste las sillas por delante.

Menudo alboroto se formó en casa. Decía ella, sin levantarse del sillón, tu padre se ha caído, porque jamás hubiera corrido de esa manera las sillas. Y yo me reía algo nerviosa.

Cuando salimos de la habitación, estabas en el suelo del salón. Rápidamente te vinieron a mirar. Y sí. Fue otra escayola más. Pero al final siempre dando gracias. Con tu habitual sentido del humor, regresaste a casa y te saliste a la terraza a tomarte una cerveza tranquilamente. ¡Qué sentido del humor!

Y yo allí contigo. Feliz, como siempre. Brindando porque habíamos salido bien de otra.

Las que salvamos juntos. Madre mía. Una detrás de la otra. Qué felicidad poder contarlo en estas breves líneas.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy, que ya es mediodía. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! Os quiero. ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s