La truchilla asustadiza a la que calmabas con unas cálidas palabras


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En busca del martes, 9 de marzo. Un día que ha amanecido desapacible y frío, pero que habrá que intentar pasar de la mejor manera posible.

Ayer encontré una pulsera, que no me compré, pero que llamó la atención. Éramos tú y yo. Versaba: “te quiero mucho. Como la trucha al trucho”.

Y entonces me acordaba de cuando cariñosamente me decías: “Truchilla, ven”. Y yo acudía rauda y veloz.

Para los que aún no lo sepan, ese apodo no tenía que ver nada con el resbaladizo pez de agua dulce.

De Patricia pasaste a llamarme Patrucha, de ahí recortaste el Pa. Y luego ya me quedé con ‘truchilla’.

Siempre me fascinó tu imaginación, tus inquietudes, tus ganas de seguir aprendiendo cosas y de las personas con las que te cruzabas.

Eras muy curioso, aunque esa curiosidad en ocasiones te llevaba a encontrarte cosas poco agradables, que ahora no voy a relatar por no herir la sensibilidad del lector, pero que a mí me dejaban pálida cuando me las relatabas con una aparente tranquilidad, aunque fueran graves.

Además, intentabas calmar mis miedos haciendo ver todo lo más sencillo posible.

Recuerdo un día que anunciaron el fin del mundo. Yo lloraba con desconsuelo porque no me imaginaba lo que sería vivir separados.

Recuerdo que me cogiste de la mano (desconozco si también estabas nervioso) y me dijiste: “¿Tú crees que si se fuera a acabar el mundo, mamá y yo estaríamos haciendo obras en la casa?

Muy tranquila no me quedé, pero bueno. Más o menos logré conciliar el sueño esa noche. Y a la mañana siguiente, viví el día con más intensidad.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy, que voy a desayunar. ¡Cuidate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s