El día que besé (literalmente) el suelo de la Catedral Nueva


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. Escuchando llover a través del cristal. Cae con ganas, la verdad. Es como que el invierno hubiera vuelto con fuerza después de la pequeña tregua que nos dio estos días de atrás.

Continúa leyendo El día que besé (literalmente) el suelo de la Catedral Nueva