La dulce mamá que siempre repartía caramelos y sonrisas


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Es 23 de diciembre. El día del primer aniversario del fallecimiento de mamá.

La mujer más cariñosa, sonrisueña y dulce que jamás conocí. Siempre con sus caramelos en el bolso. La mitad los repartía y el resto iban para dentro.

Y así, con su sonrisa y sus caramelos, se metía a la gente en el bolsillo. Cada vez que me cruzo con alguien, así la recuerdan. Y entonces también sonrío yo, que era ‘galga’, pero ni la mitad que ella.

Si en algún momento no la encontrabas, lo más fácil era buscarla en una tienda de caramelos o en algún establecimiento con dulces.

Y así la recordamos todos. Con sus gafas, su pelo rubio recogido con dos horquillas, su carita blanca y una tímida sonrisa en la cara.

No le gustaba maquillarse. Su única ‘manía’ era que le depilara las cejas con la pinza. Y era insistente. Nunca entendí muy bien por qué, pero le gustaba llevar esa zona bien arreglada.

Muchas veces me acuerdo de lo pesada que era y me río. Nunca le importó demasiado la estética, pero eso…

Supongo que son manías. Como las que tenemos todos 😂.

Qué rápido pasa el tiempo. ¿Verdad? Mañana es Nochebuena. Este año será distinta. Para mí y para todos.

Se acabaron las grandes fiestas, las reuniones hasta las tantas. La nueva normalidad permitirá tomar una copa de cava con los amigos hasta las 10. Así que quien más y quien menos está haciendo ya su composición de lugar para estar en la cena a su hora.

Hoy recuerdo un día que veníamos las dos por la calle. Y de repente alguien tiró un petardo. Qué risa, peque. Del susto salté por los aires. Y no veas la que le cayó a los pobres chavales que osaron a hacer tal fechoría. Creo que aún están corriendo. Es broma, pero ya sabes que me ponen muy nerviosa esos pequeños artefactos. Y creo que a mamá también.

Qué bonitos recuerdos de la Navidad. Y que bueno poder contarlos aquí para todos aquellos que dedican un minuto de su tiempo a leerlo.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. Cuídate mucho y cuida de mi princesa. ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s