Las hojas color granate en el principio del fin de un año ‘inolvidable’


¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Yo bien. En casa. Empezando una nueva semana. Contando y descontando días para despedir un año surrealista.

Un año que, desde luego, no vamos a olvidar aunque queramos. Que empezó con un brindis por lo que estaba por llegar con un montón de amigos y concluirá con un brindis porque hemos sobrevivido en una mesa reducida por las circunstancias.

Últimamente, cuando salgo a la calle, me gusta hacer alguna foto distinta. Y ésta me encanta.

Es una hoja color granate. No tiene nada de especial, pero como yo siempre intento buscar un significado a todo, pienso que es una señal de que hay un poco de color en medio de tanta penumbra.

Como verás es una tonalidad diferente. Quizás siempre estuvieron en el suelo y nunca me percaté de su belleza. Pero nunca es tarde para hacerlo.

Anoche hubo eclipse de luna, pero las nubes impidieron que se vislumbrara en el cielo de Salamanca. Eso sí. Abrí la ventana y dejé que mis pies comenzaran a moverse al ritmo de ‘Fly me to the moon’. Nuestra canción.

Cuantas noches de verano en la terraza la puse mientras dejábamos perder nuestra mirada en el infinito. Y mientras sonaba Frank Sinatra, rodeaba tu barrigocha con mis manos, te abrazaba fuerte y luego bailaba. Los pies se iban solos.

Tú mirabas divertido. Pensabas que estaba ‘loca’. Y yo te decía: “bendita locura”. Sonreía sin parar. Era la única preocupación que tenía.

Me hubiera gustado que el cielo hubiera estado despejado para mostrarte el eclipse de anoche, pero no ha podido ser.

Tendrás que conformarte con esta imagen, también un poco surrealista, haciendo homenaje a 2020, para este 14 de diciembre.

Sigo un poco congestionada, peque. Pero con ganas de no parar de hacer cosas para evadir la realidad de estos días que marcaron mi vida para siempre.

Bueno, pituco. Te dejo por hoy. ¡Cuídate mucho y cuida de mi princesa! ¡Os quiero! ❤️

Publicado por

Patricia Carnero

Periodista, bloguera y huérfana de padre desde el 15 de diciembre. Este es mi pequeño tributo al hombre que me dio la vida y todo lo que necesité para convertirme en una persona, principalmente, buena, como él, culta, educada y sabia. ¡Gracias, papá, por estos 45 años que me has dejado vivir a tu lado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s