El valor de las pequeñas cosas que no apreciamos hasta que nos faltan


gymsinti
Recuperando la rutina del entrenamiento diario y reflexionando sobre las pequeñas cosas de la vida.

¡Hola, papá! ¿Cómo va todo por ahí? Por aquí inmersos en plena campaña electoral y procesiones, debates, discursos, promesas, capuchones, velas… El próximo domingo habrá nuevo presidente del Gobierno. No te preocupes. Te mantendré informado.

Continúa leyendo El valor de las pequeñas cosas que no apreciamos hasta que nos faltan

Mañanitas de Viernes Santo con ‘Lola’ y anocheceres bucólicos con ‘La Soledad’


lola
‘Lola’, en su paseo matinal, tan bonita como siempre.

¡Hola, papá! ¿Cómo sigues? Por aquí amenaza lluvia otra vez y el sol se niega a aparecer para iluminar las calles de tu Salamanca y dejar contemplar la belleza de sus monumentos a los miles de turistas que estos días de Semana Santa disfrutan de unos días de descanso.

Continúa leyendo Mañanitas de Viernes Santo con ‘Lola’ y anocheceres bucólicos con ‘La Soledad’

Háblame del mar, marinero, cuéntame qué sientes allí junto a él…


mardeba
El mar de Deba.

¡Hola, papá! ¿Cómo sigues? Hoy es Jueves Santo, las calles de Salamanca están llenas de gente que pasea, a pesar de que el día amaneció gris y amenaza con lluvia, como casi siempre que llega esta época en que los devotos veneran a sus santos y los ateos, simplemente, contemplan la belleza de los conjuntos escultóricos que salen en procesión.

Continúa leyendo Háblame del mar, marinero, cuéntame qué sientes allí junto a él…

Cinco años sin Gabo y sus ‘Cien años de soledad’ que alguién depositó en la tumba del amor de su vida


garciamarquez

¡Hola, papá! ¿Qué tal estás? Espero que sigas feliz con esas vistas maravillosas que ahora puedes contemplar desde el amanecer hasta que el sol empieza a esconderse y deja esa luz anaranjada en el cielo y ese último rayo verde que da paso a la oscura noche, esa noche que ahora me aterroriza que llegue sabiendo que ya no estás.

Continúa leyendo Cinco años sin Gabo y sus ‘Cien años de soledad’ que alguién depositó en la tumba del amor de su vida

Arde París, arde Notre Dame y en mi piel se para el tiempo


notredame

¡Hola, papá! ¿Cómo va todo? Hoy es uno de esos días en que sientes que un pedazo de mi corazón partido se hace añicos. Ardió Notre Dame, en París, y su aguja se derrumbó ante la incrédula mirada de medio mundo que seguía en directo o a través de las redes sociales el incendio que ha acabado con un monumento de esos que deja tu mirada fascinada desde la primera vez que lo ves. Continúa leyendo Arde París, arde Notre Dame y en mi piel se para el tiempo

El hombre de la barba que siempre picaba y hacía cosquillas en mi ‘mamola’


peluqueria

¡Hola, papá! ¿Qué tal estás? A mí seguramente que ya me ves. Dicen que mi cara ha cambiado, que mis ojos empiezan a recuperar su luz, incluso que tengo un toque de belleza italiana, quizá como Sofía Loren, una de tus musas de curvas impresionantes, pestañas infinitas y mirada seductora.  Continúa leyendo El hombre de la barba que siempre picaba y hacía cosquillas en mi ‘mamola’

Mañanitas de Domingo de Ramos, laurel bendecido y churros con azúcar


laurel

¡Hola, papá! Hoy he madrugado un poco para cumplir con la tradición del Domingo de Ramos. Me he acercado a la parroquia a recoger el laurel bendecido, ése con el que mamá luego te hacía deliciosos guisos caseros. Continúa leyendo Mañanitas de Domingo de Ramos, laurel bendecido y churros con azúcar

Los besos y las cigüeñas que sobrevuelan la terraza de ‘El Lazarillo de Tormes’


terraza

¡Hola, papá! ¿Qué tal sigues? No sé si sabes que hoy es el Día Internacional del Beso. Quizá nunca le dimos la más mínima importancia, porque nos podíamos dar decenas cada día, pero ahora que no estás es cuando más echo de menos sentir tus labios en mi mejilla. Continúa leyendo Los besos y las cigüeñas que sobrevuelan la terraza de ‘El Lazarillo de Tormes’

La loa a la amistad verdadera y los placeres culinarios de ‘La Oficina’


56985578_368551643872808_4058499032476024832_n

¡Hola, papá! ¿Qué tal todo? Supongo que contemplando la puesta de sol desde tu mar con tus maravillosos ojos grises. Continúa leyendo La loa a la amistad verdadera y los placeres culinarios de ‘La Oficina’

¡Vuela alto! (el día en que Nacho volvió a Santa Catalina para quedarse en su mar)


papátequiero
El libro de metal donde las cenizas de Nacho viajaron hasta Santa Catalina y donde están los recuerdos que allí le dejé.

¡Hola, papá! Te siento feliz. Feliz y libre. Libre como las gaviotas que esta mañana sobrevolaban por la playa de Deba, tu primer mar, el que cautivó por su infinita belleza y dejó preso tu corazón. Continúa leyendo ¡Vuela alto! (el día en que Nacho volvió a Santa Catalina para quedarse en su mar)