Nuestros desayunos en el Derby sentados en la mesa de don Ramón (Valle Inclán)


 

derby
El Derby, el café de don Ramón María del Valle Inclán (foto desayunagalicia.blogspot.com)

¡Hola, papá! ¿Qué tal sigues? En Salamanca tenemos un tiempo casi de verano. Los termómetros se han disparado hasta los 28 grados y vamos a cambiar las mantas eléctricas por los ventiladores, aunque el barómetro aneroide ha dado un sospechoso giro hacia lluvia, por lo que no guardaremos las botas y algo de ropa de abrigo hasta dentro de unos días. Continúa leyendo Nuestros desayunos en el Derby sentados en la mesa de don Ramón (Valle Inclán)

La hornacera mayor del universo en medio de la resaca electoral


hornacera

¡Hola, papá! ¿Cómo sigues? Supongo que entre perplejo y hambriento. Más o menos como yo. Continúa leyendo La hornacera mayor del universo en medio de la resaca electoral

El primer día que fui contigo a votar en las elecciones y mi primer ‘boto’


elecciones
La sala del Francisco Vitoria donde votabas cada vez que había elecciones.

¡Hola, papá! Ya está amaneciendo. Los días cada vez son más largos y, sinceramente, no sé si es peor que anochezca a las seis o a las diez. Continúa leyendo El primer día que fui contigo a votar en las elecciones y mi primer ‘boto’

Tu primera jornada de reflexión con vistas al mar y una paz infinita


jornadaderefle
Los paneles con la propaganda electoral ya retirada en el día de reflexión.

¡Hola, papá! Hace unos días que no te pregunto qué tal va todo, pero a través de ese sexto sentido que nos unía, siento hasta envidia de imaginarte allí despertando con el delicado ruido de las olas del mar y viendo atardeceres únicos desde ese lugar lleno de paz, de naturaleza y de gaviotas en el aire que es Santa Catalina
Continúa leyendo Tu primera jornada de reflexión con vistas al mar y una paz infinita

Historias de la fosa séptica y mis dotes de aprendiz de electricista


58444557_695500730864922_2890909514473668608_n
La puerta de mi habitación entreabierta esperando la llamada que ya nunca llegará.

¡Hola, papá! ¿Cómo te va la vida? O mejor dicho, la muerte. Yo llego del fisioterapeuta, de la clínica de Inés, en Canalejas. Ahora soy yo la que necesito que me arreglen. Continúa leyendo Historias de la fosa séptica y mis dotes de aprendiz de electricista

La revolución de los claveles y el día del ‘Grandola Vila Morena’


grandola

¡Hola, papá! ¿Qué tal el tiempo por Deba? Aquí es como si hubiera vuelto el invierno. Frío, agua y un viento que corta hasta la respiración. Continúa leyendo La revolución de los claveles y el día del ‘Grandola Vila Morena’

La primera rosa del año es amarilla y llena de luz la terraza y mi habitación


rosa

¡Hola, papá! ¿Qué tal estás? Te lo prometí ayer y hoy aquí la tienes. Tu primera rosa del año. La rosa amarilla que ya bauticé como ‘Patricia’, porque eran mis favoritas y tú la hubieras cortado y llevado con una enorme sonrisa a mi habitación. Continúa leyendo La primera rosa del año es amarilla y llena de luz la terraza y mi habitación

Libros, lluvia y una amante de la pluma que regalaba sueños en forma de marcapáginas


feriaaalibro
Uno de los puestos con libros de temática salmantina.

¡Hola, papá! Llueve, y mucho, como cada casi todos los 23 de abril, el día en que se celebra la fiesta de los libros, tu fiesta. La fecha en que nacieron dos grandes de la literatura, Miguel de Cervantes y William Shakespeare. Continúa leyendo Libros, lluvia y una amante de la pluma que regalaba sueños en forma de marcapáginas

Qué mala suerte, que mala suerte, que ya no pueda volver a verte (quien fuera niña)


volveraverte
¡Cómo añoro tu sonrisa cariñosa a cada paso! (José Manuel Soto)

¡Hola, papá! ¿Cómo estás? Hoy no tengo muchas ganas de hablar. Ha sido una mañana de papeleo y mi fibra sensible está bastante tocada. Cómo odio tener que volver a cruzar la puerta del Clínico, pasar por la primera planta o por la última, ver a los ‘inminentes’ cirujanos que dejan bacterias en los cuerpos de los pacientes…

Continúa leyendo Qué mala suerte, que mala suerte, que ya no pueda volver a verte (quien fuera niña)

Domingo de Resurrección añorando nuestro esperado encuentro en la séptima farola de la eternidad


‘El Encuentro’, en la puerta de la Catedral de Salamanca. Foto @CGCarbayo

¡Hola, papá! ¿Qué tal Domingo de Resurrección? ¡Qué paradojas! Hablar de resucitar cuando hace cuatro meses que has muerto y ninguno de los dos creemos en esas cosas.

Salamanca ha vivido con el mismo fervor de siempre su tradicional procesión de ‘En Encuentro’. El tiempo ha acompañado y por fin la Virgen se ha podido reencontrar con su hijo vuelto a la vida. Continúa leyendo Domingo de Resurrección añorando nuestro esperado encuentro en la séptima farola de la eternidad